Albiol vió que Pedro por ser el último en llegar se quedaba con un número el 2 que no lo gustaba nada a Pedro, ya no sólo por el número si no porque un delantero que lleve el número 2 es casi un insulto. Por eso felicitamos la acción de Albiol por cederlo el 18 a Pedro y él al ser defensa quedarse con el 2, Arbeola deberia reflexionar sobre su cometido y aprender de su compañero de selección y además de equipo, y eso que los dos son del Madrid.