Estamos ante la semana clave para que Cesc fiche por el Barça, no se de que manera están trabajando la secretaría técnica en este tema ya que tampoco nos informan mucho, pero esperemos que estén por la labor aún sabiendo la dificultad de la operación. El fichaje rondará sobre los 50 millones de euros, más no, pero estamos ante un jugador de 23 años y que le queda toda una vida deportiva por delante y que a buen seguro la amortización del fichaje es segura.

Y más en tiempos de crisis en que la directiva de Rosell dice que las cuentas del Barça no están claras. Mañana dirán los resultados economicos de la auditoria de la temporada anterior, temporada 2009/2010, según parece los 11 millones de euros de beneficios no se ajustan para nada y que podria haber perdidas, y yo pregunto, ¿ahora toca esto?, claro que me preocupa  la economia del Barça pero de ahi a crear un alarmismo por la banca culé me parece exagerado. ¿Acaso miembros de esta directiva sacaron la porqueria en el 2003 del mandato de Gaspart y Reina?, estamos sacando las cosas de sitio y estoy convencido de que la temporada que viene habrá superavit, y es que todos los presidentes hacen lo mismo…Al culé quiere a Cesc y no números deficitarios que sigan perjudicando a la imagén del Barça.

rosell

Anuncios