El Madrid estuvo de barbacoa este viernes, un gesto de Mou para aliviar las tensiones en su vestuario, en Madrid ya se habla que la unión entre los jugadores y el cuerpo técnico es total, pero nada más de la realidad. Algunos ven como una buena estrategia de Mou para alentar a sus jugadores con esa supuesta unión, pero no, no cuela. Está claro que los resultados ayudan, y esa es la mejor medicina para que a Mourinho no se le escape nada del vestuario.

Pero la realidad es otra y muy distinta, el mal rollo entre la plantilla es evidente, solo hay que ver el paripé de la barbacoa que hicieron los jugadores, vaya que en vez de una comida entre un buen grupo se vió como era forzado, Mou se olvidó de traer a Georgie Dann para animarlos porque de falso, el trámite fué tremendo. Los españoles van por un lado, los portugueses por otro, Casillas y Ramos no pueden ver ni en pintura a Mou, no les gusta sus modales, y cada vez hay más tensión tanto en el campo como en ese vestuario. ¿Hasta donde llegará el limite de Mou?, mientras no toque a Casillas la afición le idolatrará, lo demás tiene via libre, ah y cuidado que Florentino tampoco tiene muy buena admiración por el portero. Quiero seguir viendo más barbacoas cuando vayan perdiendo, ahi estará la clave, y Mou de paciencia las justas…

La frase del dia:

Manolo Preciado (Entrenador del Sporting): «No soy un amarrategui pero tampoco gilipollas»

Y encima buen amigo de Guardiola, a ver que dice ahora Mou de la alineación este domingo…

real_madrid_va_barbacoa

Foto diario As