Por fin el Madrid o Florentino ha fichado su enésimo galáctico, el de los 101 millones de euros para el jugador gales Bale, un jugador que empezó como lateral izquierdo y que se ha reconvertido como extremo, media punta o ya ni se sabe. La cuestión es que el culebrón Bale ya se ha acabado, ya era hora, es el fichaje más caro de la historia por mucho que el Madrid lo quiera esconder con 91 millones para no enfadar a Cristiano, pues bien, el portugués ya está enfadado y no solo él.

Me cuentan que varios jugadores del Madrid ya están mosqueados con este fichaje, que lo ven como un capricho de Florentino y que no tiene sitio en el 11 madridista. También me cuentan que lo de Ozil no lo esperaban y que se le ha tratado muy mal hasta venderlo, lo mismo que se le está haciendo con Casillas y eso viene de arriba, del presidente. Y es que Bale no vale por lo que se ha pagado, además es difícil que un inglés, o galés o británico como le quieran llamar triunfe en España, nunca ha sucedido, y es que básicamente este jugador es bastante mediocre, solo sabe correr y sin espacios no será nada, huele a fracaso como ya dije en su momento con Benzemá o Ozil por ejemplo, y hasta si me apuran de Cristiano que muchos goles si pero solo ha ganado una liga y una copa, en fin, tiempo al tiempo, se venderán muchas camisetas, pero los títulos se los llevará el de siempre, el Barça, ah, de Messi y Neymar…