Y colorin colorado este ciclo se ha acabado, ya lo dijimos hace unas dos semanas, pero está claro que se ha completado la semana trágica que se veía venir, o no, dependiendo de como se tome. De entrada se empezó hace una semana con la eliminación de la champions ante el Atlético de Madrid, después el sábado ante el Granada y este miércoles la final ante el Real Madrid, bye bye en las tres competiciones. Ayer se escapó la victoria por detalles, pero está claro que este equipo está mas muerto que un Zoombie de Walking Dead, y sobre todos sus dirigentes y el director técnico, Zubizarreta, culpables junto al ya ex presidente Rosell que dejó tirado la nave blaugrana para dejar al Barça a la mismísima miseria.

Se puede perder, claro que si, se puede acabar un ciclo, también, porque al final es ley de vida, pero lo que no se puede hacer es perder como se está haciendo, con un entrenador, el Tata Martino que no se entera de la película, con unos jugadores que ya no creen en él y que hacen lo que les da la gana, desde Messi que está desconocido, hasta Alexis que está hasta las narices de que en su mejor temporada lleve tres partidos importantes sin contar con él. Y luego está Zubizarreta que ya debería dimitir por su incompetencia en estos 4 años que lleva. ¿Que se ha hecho mal?, desde que está Rosell todo mal, empezando por la marcha de Guardiola, hasta desmoralizar a Messi o fichar a su capricho que fue Neymar, y por ese camino, juicios, demandas, sanciones FIFA etc etc etc, si es que ni en los tiempos de Gaspar se podía estar peor. ¿Y ahora que?, si Bartomeu tuviera dos dedos de frente sabe que esto es ingobernable, debe dimitir, convocar elecciones y que salga un presidente con cara y ojos para cambiarlo todo de arriba a abajo, sino, la travesía del desierto aun va ser más dura, mientras tanto el Madrid levantando copas, y eso no nos gusta.

La frase del día:

Xavi Hernandez: “El resultado es un poco importor”

Yo creo Xavi que los impostores los tenéis en el mismo club, y tu lo sabes…

Los azulgrana, desolados tras el partido

Foto Mundo Deportivo