Una pena, porque la primera parte del Barça fue sublime, espectacular, lo mejor de la temporada en Europa y con solo dos goles que pudieron ser muchos mas. Y claro si acabas perdonando a veces puedes acabar sufriendo, y esto le pasó en la segunda parte, el City estuvo mejor que en la primera y el Barça no tanto, y encima el gol de Aguero y el fallo de Messi en el penalty hace que uno se vaya con mal sabor de boca de Manchester. En todo caso ya hubiéramos firmado este resultado antes de empezar el partido, pero claro visto lo visto siempre te queda ese mal sabor de boca.

El 1-2 es fantástico, mejor hubiera sido el 1-3 o más, pero en fin, no se puede siempre pedir que todo sea perfecto. Lo que está claro es que el Barça es el favorito y toma ventaja para estar en cuartos, al menos con este resultado sabrán que nada está sentenciado para la vuelta en el Camp Nou. Messi hizo un partidazo sobre todo en la primera parte, es un jugador que cuando el juega los demás aprenden, gran frase de un amigo argentino que cada vez lo compara ya con Maradona. Lo que si preocupa del argentino del Barça es que en los penaltys no está fino, ya ha fallado tres esta temporada y empieza a ver psicosis en este aspecto. Nos pitan tan pocos que seguro que está desentrenado, a Cristiano no le ocurre porque en casi cada partido tiene un penal a favor. En fin, ya no vale lamentarse, Messi y por fin Suarez que hizo los dos goles son los grandes triunfadores de Manchester, ahora hasta el 18 de marzo no hay vuelta, a centrarse en liga para no dejar escapar al Madrid, pasito a pasito estamos ahí, vamos Barça.

La frase del día:

Luis Suárez: «La vuelta queda abierta, pero somos el Barça»

Y no hay que dormirse, bien Luis por esos dos golitos.

 

Suárez celebra el segundo

Foto Mundo Deportivo