El golazo de Messi en la segunda parte hace que ahora mismo los tres puntos conseguidos en Málaga sepan a gloria, después de una horrible primera parte en que a pesar del gol de Munir a los casi dos minutos no sirvió para que el Málaga nos pasara por encima. Y es que la primera parte fue una de las peores que se recuerdan de la era Luis Enrique, el partido en si ya era complicado ya que jugar ante el Málaga exigía muchísimo, hay que recordar que la temporada pasada no pudimos ganarles, y en esta solo por un solitario gol en el Camp Nou, de ahí que el resultado haya sido extraordinario para seguir arriba.

También las bajas de Piqué y Alba se notaron mucho, y luego Alves no jugó en lugar de Aleix, la defensa era casi inedita con Aleix Vidal, Mascherano, Vermalen y Adriano, entre la defensa y el medio campo se perdieron tantos balones que el Málaga parecía el Bayern de Munich. Tras el empate de la primera parte la segunda cambió por completo, el equipo tuvo más el balón y el equipo mejoró, y más con el golazo de Messi que bastó para ganar el partido. Algún susto se tuvo pero nada importante, estos partidos son los que te hacen ganar ligas, y está claro que jugando copa y liga exige mucho para que a veces se gana sin jugar bien, como así ha sido. A la espera de lo que hagan el Atlético y el Madrid la liga sigue tan viva como nunca, y más sabiendo que el próximo partido es ante el Atlético, toda una prueba de fuego…

La frase del día:

Mascherano: “Los grandes ganan cuando juegan mal”

Si, pero normalmente pierdes, así que sea la última vez…

Málaga-Barcelona en imágenes

Foto diario As