Lo dicho, nadie dijo que esta eliminatoria seria fácil, y sobre todo después del 0-1 en la primera parte, el gol de Torres hizo que el Atlético aun se creciera más y entraran más dudas del Barça. Todo se puso negro, en ataque no estábamos finos e incluso la expulsión justa de Torres podría ser un problema ya que el Atlético le gusta estar más atrás, así quedó la primera parte. Nadie estaba fino y la segunda parte no estaba clara, la tormenta seguía encima del Camp Nou hasta después del descanso.

Y como no, se fue aclarando la noche y el Barça apretó como nunca, después de una chilena de Messi y de un poste de Neymar por fin Suarez hizo el primero, y luego el segundo desatando la locura en el Camp Nou. El Barça siguió apretando y esta vez si que Luis Enrique hizo cambios, tres con las salidas de Rafinha que volvía después de seis meses, Sergi Roberto y Arda Turan, nuevo centro del campo para oxigenarlo y tener más controlado el Atlético. Ahora a descansar, en Anoeta habrá cambios ya que el miércoles que viene habrá la segunda batalla en el Calderón, será un partido durisimo, una guerra, esperemos que el Barça lo solventa y estemos en semifinales, no será fácil, pero ahí estamos, repito, nadie dijo que esto seria fácil, a pesar de la caverna…

La frase del día:

Luis Suarez: «El Atlético está ahora obligado a atacar»

No lo creas uruguayo, seguro que en el Calderón tampoco lo van hacer…

Barcelona-Atlético en imágenes

Foto diario As