Son cosas que pasan en la vida, en el día a día y cuando nos ocurren nos queremos encerrar en una habitación y no salir nunca, tienes el éxito o aquello que siempre has deseado en tu mano y de repente en un plis plas se te arrebata de la peor manera. Un poco es lo que le ocurrió ayer al PSG, lo tenia todo en su mano, tenia a la presa dominada y solo faltaba darle el pinchazo final para llevarse el éxito que conlleva eliminar de un plumazo al Real Madrid. Pero no pudo ser, dejando de lado los robos arbitrales de nuevo que le favorece al Madrid en Champions ayer el PSG se auto destruyó y buena culpa la tiene también Emery.

Al Madrid si lo puedes matar no lo dudes, el Barça lo hizo en diciembre, (0-3 recordarán) por eso ayer no era una cuestión de calidad futbolistica, (porque al PSG eso le sobra) sino una cuestión de psicología. Es evidente que el penalti injusto lo estropea pero cuando estas dominando y puedes hacer el 1-2 no te puedes ir abajo, ni miedo escénico ni adn madridista en europa ni puñetas. Has de ir a por ellos y dejar bien encaminada dicha eliminatoria. Finalmente todo se fue al garete con dos goles en tres minutos y aun pudo ser peor si hubiera llegado e cuarto. Emery le viene grande este equipo, un equipo de estrellas pero sin ser trabajado, donde Neymar es la estrella, Mbape la nueva y Cavani el gran desterrado, y bajo esas estrellas esta el resto del equipo, con grandes jugadores como Verrati o el mismo Di Maria que son unos comparsas al don del tridente. La prepotencia se paga muy cara, y ahora mismo si el PSG no remonta esto las consecuencias para este equipo serán brutales, los caprichos en el fútbol suelen ir mal pero lo peor de todo es no construir un equipo de fútbol desde abajo, sin portero, con una defensa de cristal y con  un entrenador que no tiene ni puta idea de lo que es llevar esto no se puede ganar.

La frase del día:

“El Madrid siempre vuelve” La frase de la prensa madrileña.

Pero solo hay uno que lo puede parar, el Barça y Leo Messi.

Resultat d'imatges de Psg Madrid