No era una tarea fácil, jugar ante el Chelsea en su campo y encerrados atrás era todo una prueba de fuego para los de Valverde, no fue un partido brillante y quizá los ingleses fueron un poco mejores y más con el 1-0. Pero aun faltaba mucho partido y ahí estuvo la magia de Iniesta y Messi, en el 2009 cuando los de Guardiola pasaron a la final de Roma, Messi le da el pase a Iniesta que marca por la escuadra, ahora ha sido al revés, Iniesta recupera un balón y se la da a Messi para marcar. Los dos chiquititos y fenómenos fueron decisivos para conseguir un empate a uno muy valioso para la vuelta.

El Chelsea no quiso jugar mucho al fútbol, solo a las contras y se encontraron con un gol de Wiliams que fue el mejor de ellos ya que antes hizo dos palos, pero el fútbol lo que vale son los goles y ahí el Barça estuvo más acertado en la jugada antes comentaba con el gol de Messi. Por tanto valioso empate que deja totalmente abierta la eliminatoria para la vuelta del 14 de marzo, ahora toca desconectar un poquito de la champions para centrarnos en la liga y recuperar algunos jugadores que físicamente están un poco cansados y otros que deben dar un paso adelante. Si el fútbol es justo el Barça ha de pasar la eliminatoria sin problemas, los cuartos más cerca, vamos Barça.

La frase del día:

Rakitic: “Parecía un partido de balonmano”

Pues nada Ivan, para la vuelta traemos al equipo del Barça de la sección de balonmano y ya lo tenemos solucionado…

Lionel Messi celebra con euforia el gol del empate del Barça en Stamford Bridge con sus asistente en la jugada, Andrés Iniesta.

Foto Mundo Deportivo